martes, 9 de abril de 2013

¿Por qué sigo aquí?

Uno de mis grandes secretos es que cuando debí tomar el taller de Didáctica de la Literatura en la carrera, le di la vuelta. Les soy sincera: no me llamaba la atención, se me hacía aburrida, tonta, sin sentido y no está de más añadir que de seguro pensaba que no lo necesitaba. No sé si lo pensaba, pero debe ser así porque de estudiante fui medio tonta. En cambio, elegí el Taller de creación literaria (asumiendo así que por fin escribiría todos los poemas que nunca escribiré). Fue un fracaso. Terminé con un 70 en el taller porque ni sé hacer poemas y ni era de poemas, era de cuentos, para lo que soy peor.

Conocí a Dalina en ese fatídico semestre, estaba en 3er semestre de la facultad y tenía 18 años. Creo que por su relación con la clase, con el grupo y su campechanés empecé a sentirme estúpida al no tomar el taller; por un lado estaba reprobando creación y por otro, todos se empeñaban en hacer no sé qué programas didácticos y estaba relegada a un tema que desconocía. Hasta la fecha me molesta no saber de qué hablan mis amigos.

Y bueno, Dalina es Dalina, y como llevaba una clase con ella me invitó a participar con su grupo a pesar de 1. No haber leído la teoría, 2. No estar en su clase, 3. Haberla rechazado en un principio (eso ella no lo sabía pero ahora que lee esto lo sabe). Me habló de Biblionautas, del programa piloto que había aceptado el entonces director y de los planes que tendríamos en abril para llevarlo a cabo.

Como ya era avanzado el semestre me integré como observadora en todos los programas ya hechos: el primero con Dalina e Irma, el segundo con Samantha y Andrés, el tercero con Mario y para finalizar, apoyé a Elisa en la creación de la última etapa del proyecto piloto.

Hago memoria y no recuerdo mis primeras impresiones, sólo recuerdo las caras de los niños. Es verdad, me acuerdo de dos hermanitos, una niña de 10 años delgadita con los dientes chistosos y su hermano también flaquito flaquito. Me acuerdo de Luna y Milner. Me acuerdo de sus risas y quizá de algunos gestos de asco o miedo. Me veo a mí leyendo en voz alta (por primera vez) y encontrando libros que nunca me hubiera propuesto adquirir en una librería.

De seguro cometí muchos errores y pensar en eso me da pena, estaba en 3er o 4to semestre, cómo no equivocarme, no sabía nada y estaba aprendiendo todo. Estaba leyendo, escribiendo, hablando en voz alta, filosofando y todo eso lo estaba haciendo en Biblionautas. 
Después de mi fracaso con la creación y mi deslumbramiento con el proyecto piloto de Biblionautas, tomé la resolución de leer, leer mucho, por una parte literatura infantil, por otra, teoría sobre la enseñanza, la docencia, etc. Y dije, pos' hora sí me inscribo al taller de didáctica. Sin embargo, la didáctica y yo nunca nos veríamos las caras. Ese semestre no se abrió el taller y tuve que saltar de nivel: Práctica docente de la Lengua y la Literatura (¿por qué me dejaron llevar un taller del que no había llevado la primera parte?), ahí seguí mi relación con Dalina, con Biblionautas y con la difusión literaria.

¿Saben? a los estudiantes de letras les hace falta que les avienten una tina llena de humildad en la cara. No sé si yo no soy o fui lo suficientemente humilde, modesta o lo que sea, como estudiante, lo que sí sé es que en ese momento había tantas otras cosas MÁS que no sabía. Para mí estaba claro que a Letras se iba a leer, pero en los talleres de Dalina se iba a trabajar. Suena chistoso, pero me refiero a trabajar la mente (y también a hacer como pinchesmil de trabajos), ser más abiertos. Y es que Dalina enseña lo que predica, o sea, sí, todos los maestros lo hacen, pero me refiero a que lo que leíamos en Vigostky por ejemplo, lo veíamos en ella, en los talleres de Biblionautas, en ella dando los talleres de Biblionautas, en su forma de hablar y de ser. Si no entendíamos una teoría, la llevábamos a la práctica con los niños. Veíamos resultados y eso, para mí, llegó a brindarme las ideas de lo que debería ser mi carrera de Letras.

Luego Biblionautas fue creciendo, ya no sólo dábamos talleres a niños sino que organizábamos clubes de lectura, obras de teatro, performances. Ya no éramos sólo estudiantes de Letras, conocí a Monse, a Alberto y a Isaac, compañeros de filosofía. Creo que esa fue mi mejor época, Monse y yo nos divertimos mucho, un 2 de noviembre contamos historias de terror y Alberto nos hizo creer una leyenda que él había inventado, Monse se maquilló como la Catrina. Otra vez, leímos una historia de un salón de clases que plantó un árbol de chicles... ¿conocen el famoso poste de chicles de la UANL? bueno, hasta allá nos llevó esa historia. 
También conocía a Juany y a Mayela, una vez nos apoyaron en la lectura de El libro apestoso de Babette Cole. Hicieron unas cajas hermosamente decoradas donde metieron ¡cebollas! para que los niños las olieran...

Realmente conocí a mucha gente a través de Biblionautas, a estudiantes y a niños. Era una cosa increíble conocer otros puntos de vista, otras historias y otras lecturas. Me reí mucho y viaje mucho (Argentina fue mi tope) y si me lo preguntan, fue cuando mi carrera empezó a tomar forma. Será lo que será, pero mi etapa estudiantil fue memorable por esas personas que se aparecieron en mi vida.

La cereza del pastel fue el profesor Canizález y conocer a Francisco Hinojosa. El profesor Canizález nos apoyó desde siglos antes de ser coordinador, siempre se mostró interesado en lo que hacíamos y, al contrario de otros profesores, ponía atención cuando se lo platicábamos. Nos dio lugares, nos dio voz, nos tomó en cuenta y creyó en nosotros. 
Y gracias a eso llevamos a Hinojosa a FFYL. Yo leí a Hinojosa de "grande" y de grande me sentí como niña en navidad. Asistí a su taller, a su presentación, leíamos toda su obra.

Ese fue mi último semestre como estudiante.

Ahora tengo 24 años y sigo siendo biblionauta. ¿por qué? 
A todos los estudiantes de Letras nos hicieron esa pregunta de por qué estudiamos Letras, yo siempre me mostraba harta de eso. Me imagino que fue porque en realidad ni sabía por qué había estudiado letras. Me gusta leer, pero estudiar una carrera debe ser más que sólo me gusta leer. Yo creo que me gusta leer y me gusta platicar con las personas sobre las lecturas que leo, me gusta dar clases, me gusta enseñar, pero también me gusta pensar que estoy haciendo un cambio en mi entorno más cercano. 
Este razonamiento, o más bien, este camino, me lo mostró el grupo al que pertenezco. Sin Dalina, Irma, las personas que han sido parte de Biblionautas: Elisa, Mario, Monse, Alberto, Isaac... y las que siguen aquí: Manu, Caracol, Pamela, Dani, Pams, Susy, sin ellas las cosas, me imagino, serían diferentes. 

O no sé, tal vez no, pero definitivamente mi vida sería muy aburrida. 

lunes, 29 de octubre de 2012

Taller para creadores de literatura infantil y juvenil Impartido por Toño Malpica


Taller para creadores de literatura infantil y juvenil
Impartido por Toño Malpica

Toño Malpica es un escritor mexicano que ha publicado novelas en el ámbito infantil y juvenil, así como obras de teatro enfocadas para todo público Entre sus obras se encuentran: Siete esqueletos decapitados, Los mil años de Pepe Corcueña y Ulises 2300. Ha sido galardonado con diferentes premios, entre ellos se encuentra el Premio Gran Angular en los años 2003, 2005 y 2011. Además del Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil 2011 por la novela Margot: La pequeña, pequeña historia de una casa en Alfa Centauri.

Fechas: Del 14 al 16 de noviembre de 4 a 7pm.
Lugar: Facultad de Filosofía y Letras de la UANL
Costo: $600.00
IMPORTANTE: para la inscripción, previamente se deberá enviar el trabajo literario al correo: proyectobiblionautas@gmail.com, este deberá ser aceptado y después se procederá con el pago y la inscripción definitiva.


lunes, 5 de marzo de 2012

¡Y comenzamos!

"Los biblionautas" por Julieta Colás

domingo, 22 de enero de 2012

Biblionautas en los medios

Últimamente todo ha estado muy movido en la promoción de Biblionautas. La presentación del proyecto por parte de la Dr. Dalina Flores Hilerio en la Feria Internacional del Libro Monterrey fue una excelente forma de dar a conocer la labor que hemos hecho. Han aparecido, además, diversas entrevistas en medios locales. Aquí enlaces a ellas.
Por cierto, estamos comenzando el semestre y planeamos nuestras actividades que estarán enfocadas a todo tipo de público. Ya publicaremos más detalles.

Biblionautas en televisión


Biblionautas en la revista Plataforma Monterrey

lunes, 24 de octubre de 2011

Viaje místico y misterioso - Círculo de rock y literatura

Círculo de lectura de Rock y Literatura

Objetivo: se busca explorar las conexiones entre el rock y la literatura y encontrar sus puntos de convergencia a través de la lectura de textos literarios y musicales.

Dirigido a: público en general, particularmente a estudiantes universitarios con interés por la literatura y el rock.

· Cuota: 50 pesos

· Cupo máximo 20 personas

· Horario Miércoles de 6:00 pm a 7:30 pm.

· Lugar: Facultad de Filosofía y Letras de la UANL. Ciudad Universitaria.

Calendarización

Sesión

Fecha

1. Los inicios del rock, Elvis y los rebeldes sin causa

2 de noviembre de 2011

2. Bob Dylan: Beat, música y poesía

9 de noviembre de 2011

3. Maquillaje, brillo, botas y estoperoles: el glam y el punk

16 de noviembre de 2011

4. Canta, oh, Musa, los ritmos del rock progresivo, el de interminables solos…

23 de noviembre de 2011

5. Diaboulus in Musica: Metal y literatura de horror

30 de noviembre de 2011

6. No te rajes, Chicago: rock y literatura aztecas

7 de diciembre de 2011

miércoles, 17 de agosto de 2011

Círculo de Harry Potter




Como se ha establecido con anterioridad, sobre todo a través de las actividades que se realizan en Biblionautas (talleres, lecturas, actividades diversas de promoción de la literatura), el objetivo primordial del programa es promover el acercamiento a la literatura, a través de estrategias no académicas que permitan despertar un verdadero placer por la actividad lectora, así como el desarrollo del pensamiento crítico de los participantes. También, se pretende vincular a los estudiantes del Colegio de Letras con propuestas que les permitan integrar los conocimientos curriculares al servicio comunitario; con lo que se logra, por un lado, afianzar los lazos y colaborar con el crecimiento de la comunidad y, por otro, que los estudiantes realicen prácticas profesionales concretas en beneficio de su propia formación.

Como parte de estas actividades, los estudiantes y egresados del Colegio así como la responsable del proyecto, hemos planeado una serie de actividades que sigan motivando el gusto por la literatura en diversos públicos, durante el semestre agosto diciembre de 2011. El proyecto para este semestre comprende, entre otras actividades, un Círculo de Harry Potter.

El círculo de autores, particularmente, consiste en una serie de sesiones (8) en las que se revisa lo más relevante de un autor sobresaliente en la tradición literaria de occidente y la relación de éste con la tradición literaria, para tener una comprensión más sólida de su preponderancia en la cultura. Sin embargo, dentro de Biblionautas se pretende abordar, no sólo aquellas lecturas canónicas, sino también el conjunto de textos que han nacido a raíz del contexto cultural en el que nos encontramos actualmente, donde la tecnología, los mass media, la velocidad y la mercadotecnia juegan un papel importante en el arte. En el caso de la saga de Harry Potter, la autora, J.K. Rowling, no está considerada dentro de la tradición literaria, por tanto el círculo hace un enfoque heterogéneo para así compartir diferentes ideas respecto a lo considerado literario.

A través del Círculo se procura recuperar el placer del texto, desde una perspectiva emocional, lúdica y relajada (no hay tareas ni trabajos, excepto leer) que genere en los participantes diversas capacidades para el pensamiento crítico. Esta perspectiva permitirá no sólo a los estudiantes de letras, sino al público en general, tener un acercamiento a los autores que han sido preponderantes en la cultura occidental, desde una perspectiva en la que los facilitadores (maestro y alumno del colegio) compartan con los participantes sus inquietudes y pasiones literarias.


Círculo de lectura de Harry Potter

Objetivo: se pretende que el participante profundice, comente, reflexione a partir de herramientas de análisis literario en la saga de la autora J. K. Rowling.

Dirigido a: público en general, particularmente a estudiantes universitarios con interés por la literatura.

Requisitos:

  • El participante deberá haber leído al menos un libro completo de la saga
  • Preinscripción OBLIGATORIA al correo proyectobiblionautas@gmail.com (finaliza el 30 de agosto)
  • Inscripción con boleta pagada en la Coordinación del Colegio de Letras Mexicanas (finaliza el 2 de septiembre)
  • Cuota: 50 pesos
  • Cupo máximo 20 personas
  • horario Miércoles de 5:50 pm a 7:30 pm.
  • Lugar: Facultad de Filosofía y Letras de la UANL. Ciudad Universitaria.

Calendarización (Fechas sugeridas):

Sesión

Fecha

1. Antecedentes (¿Hasta dónde estriba lo light?)

7 de septiembre del 2011

2. Construcción del mundo mágico: el camino del héroe.

14 de septiembre del 2011

3. Construcción del mundo mágico: sus seres mitológicos y su lengua

21 de septiembre del 2011

4. Caracterización y evolución de los personajes: el mundo femenino

28 de septiembre del 2011

5. Caracterización y evolución de los personajes: los hombres y su papel

5 de octubre del 2011

6. Caracterización y evolución de los personajes: libros vs cine ¿dónde quedó Neville?

12 de octubre del 2011

7. Relaciones familiares y poder (los sangre pura)

19 de octubre del 2011

8. El boom de los bestsellers: Todos quieren ser Harry: Harry Potter VS Twilight

26 de octubre del 2011


jueves, 21 de abril de 2011

Dalina Flores en ocho preguntas*

Dalina Flores Hilerio es catedrática de la UANL y el ITESM y está a cargo del proyecto Biblionautas, con el que ganó el premio México Lee 2010 en la categoría de Fomento a la lectura y la escritura en otros espacios educativos. Fue becaria del Centro de Escritores de Nuevo León en 2001 y en 2010 publicó su primer libro: Historias para leer en lunes. He aquí una pequeña entrevista realizada a una de las más importantes promotoras de la lectura en nuestro país.

1 - ¿Cómo te iniciaste en la literatura?

En mi casa siempre había libros regados por todos lados, me acuerdo perfectamente de las revistas médicas en los baños, que estaban atascados de libros. Leíamos el periódico y los monitos, pero también para mis papás era como un premio. Vivíamos en un lugar donde no había librerías ni nada, entonces nos llevaban a comprar libros al D.F. y era así como “¡Ay, sí, a comprar libros!”. Las secciones de literatura infantil eran casi nulas, eran de abejas y perros. En una de esas idas, mi papá me regaló una colección de cuentos de Tolstoi y Wilde, leí el príncipe feliz y sufrí mucho, pero cómo me encantó el chisme de las historias. Para mí leer era meterme, era un poco voyerista. Así me inicié en la lectura. Después conocí a José Agustín, o sea, físicamente y sus libros. Entonces, me pareció muy interesante conocer al autor -le hice una entrevista y toda la cosa- y su literatura me parecía bien gruesa y eso te da muchísima curiosidad. Algo que me ayudó a adquirir el hábito de la lectura fue mi papá, mi papá es un gran lector y me regaló una colección de libros que leyó en la prepa y le cambió la vida: Los Pardaillan, cuenta la historia de Francia, es un drama épico, una maravilla, la recomiendo ampliamente. Eso me hizo tener muchos puntos de conversación con mi papá, por eso la literatura ha significado también una manera de relacionarte afectivamente con los otros. Así fue como me inicie en la lectura.

2 – Además de los premios ¿qué te motiva a seguir con el proyecto de Biblionautas?

¡Ay! Mira, a lo mejor suena un poco a lugar común o cursi o las dos cosas, pero la verdad es que yo creo muy firmemente que la educación es la manera de cambiar el mundo. Ya no lo podemos cambiar a balazos y, finalmente, la educación literaria nos permite tener acceso al pensamiento crítico. A nivel abstracto eso me motiva, a nivel concreto, mis alumnos. Me motiva verlos entusiasmados y comprometidos, eso me motiva.

3 – Biblionautas llega hasta comunidades como El renacimiento en García, N.L. en donde, más que un libro, podría parecer que lo que necesitan es comida en la mesa, ¿cómo afronta Biblionautas esta situación?

Los chicos que van a García son muy sensibles y les afecta particularmente ver las necesidades de la comunidad y darse cuenta de las condiciones tan precarias en las que viven muchos niños. Sin embargo, al mismo tiempo me parece que es una oportunidad maravillosa para los estudiantes de darse cuenta de cuánto puede hacer la lectura por esos niños que tienen tanta necesidad en la mirada. Así como tienen hambre real, también tienen hambre de historias, por lo que llevar Biblionautas a esas comunidades permite que los alumnos de la universidad ayuden a resolver un poco esta hambruna.

4 - ¿Es la literatura la solución a la violencia?

Sí. Creo que la literatura es la solución a la violencia. No como algo abstracto, creo que te permite desarrollar muchas habilidades porque no es lineal, es polisémica. Entonces, en ese proceso para interpretar el mensaje literario, el individuo se va haciendo más crítico, más reflexivo y eso lo lleva a profundizar en su pensamiento. La literatura no sólo te da esas posibilidades cognitivas, también te ofrece el experimentar emocionalmente situaciones que fortalecen tu carácter. Otra de las características de la literatura es que es muy vívida, dice Rosenblatt que la literatura te permite vivir experiencias vicarias, o sea, representaciones que se hacen realidad en ti. Eso te lleva a experimentar la realidad del personaje aunque tú no la estés viviendo y te deja ampliar tus horizontes y ser más abierto para tolerar circunstancias diferentes y, cuando esto ocurre, no para tolerar, para respetar a los otros, podemos contribuir a acabar con la violencia.

5 – Biblionautas trata sobre acercarse a la literatura mediante el juego, ¿qué opinas de la campaña del Consejo de la Comunicación para promover la lectura que utiliza a personalidades de la televisión como Ingrid Coronado y Fernando del Solar y que lleva el lema “Leer es divertido”?

Yo tengo dos teorías: una es que los empresarios se han sensibilizado y creen que la lectura es el medio para acabar con la violencia. Sin embargo, yo creo que la lectura no se enseña como una campaña publicitaria, probablemente eso llegue a incrementar la venta de libros. “¡Cool, es buena onda!”, pero leer no es ir a comprar un libro, es un proceso mucho más complejo que se debe desarrollar integralmente, es una actitud frente a la vida y éstas no se enseñan en un comercial de televisión y, si a la gente no le interesa, por más que te lo diga Brad Pitt, no lo va a consumir. Otra, es que habría que preguntarse qué otros planes tienen estos medios que quizás quieren echarse a la bolsa a los intelectuales y decir “Oh, mundo intelectual ¡también nos interesa la lectura! así que, cuando este mundo esté en las últimas, no nos echen la culpa a los capitalistas de que esto no funciona”. Es una manera de lavarse las manos.

6 – Dalina como autora, ¿cuándo habrá Historias para leer en martes?

A mí me ocurrió algo muy raro, yo empecé a escribir para curar mis afectaciones personales. En ciertos momentos de mi vida viví cosas muy fuertes y entonces la escritura significó como la manera de vengarme, de decir “aunque me hiciste daño yo soy más fuerte” así que, como terapia me sirvió muchísimo, pero a la gente le empezó a gustar e incluso tuve una beca del Centro de Escritores aquí en Monterrey en el 2001. El problema es que se tardó 10 años en publicarse, el último cuento que escribí fue en 2001 y se publicó en 2010 el libro. Y pues, mucha gente sí me dice “Ay, las Historias para leer en martes”. Estoy en un taller ahorita y llevo 3 páginas porque no tengo nada que decir. Es muy triste, yo siempre he relacionado la escritura con el dolor, entonces, cuando eres feliz, tu vida se resuelve dentro de esa felicidad y es como una mordaza. No tengo qué escribir. Tus textos pueden ser muy alegres, pero, finalmente lo escribes bajo el influjo de ese estado anímico. A lo mejor es muy cliché, pero no me salen las palabras. Estoy en ese proceso.

7 – Un nuevo ciclo está a punto de comenzar para los Biblionautas y para Dalina, así que surge la pregunta obligada ¿qué retos y proyectos vienen para este año?

Mi proyecto personal más próximo es defender mi tesis doctoral y ya. Para Biblionautas hay muchos proyectos. Estoy trabajando con Irma Pérez en el diseño de un taller integral de sexualidad y literatura para padres e hijos donde vamos a desarrollar contenidos de sexualidad que puedan ser compartidos para que haya una relación más abierta en torno a la este tema a través de la literatura. Están también las Campañas Biblionáuticas, que se trata de llevar pequeñas lecturas a donde se pueda y a donde se dejen dentro del ámbito escolar universitario. Está en puerta también un círculo de autor de García Lorca** que pretende culminar con una lectura teatralizada de una de sus obras y, pues, seguir con los niños, cada vez hay más gente interesada, así que auguro que vamos a tener un público muy amplio.

8 – ¿Algo más que quieras agregar?

Creo que Biblionautas es un proyecto muy interesante, pero ya no por el proyecto mismo, sino por la gente que se está acercando a él. Cada vez hay alumnos más comprometidos que están dando algo de ellos desinteresadamente y eso es maravilloso porque en este mundo capitalista, en el que nos han enseñado que la competencia es el camino, de alguna manera estamos viendo actitudes muy altruistas que creo que nos van a permitir construir una sociedad más justa y solidaria.

*Esta entrevista se realizó a principios de año, pero por alguna u otra razón, no había salido.

** El círculo de autor ya finalizó. Concluyó sus actividades con una lectura dramatizada de "La Casa de Bernarda Alba" que obtuvo una recepción positiva por parte del público.